¿Dónde está... ? ¿Dónde quedó... ?

Texto: Lucas 15: 1- 7

¿Dónde está... ? ¿Dónde quedó... ? Con frecuencia hacemos estas preguntas por cosas que se nos perdieron. Solo buscamos lo que está perdido, lo que es valioso y necesitamos.

¿Qué sucede cuando las personas están perdidas? Estar perdido es una situación muy desagradable. Pero saber que no nos buscan es muy triste. Significa que no somos valiosos para los demás.

Jesús vino a buscar y a salvar lo que se había perdido. Y aunque no nos guste y suene raro, tenemos que reconocer que estamos perdidos. Él nos está buscando y lo hará hasta encontrarnos. Gracias a Dios somos valiosos para Él. Y en el encuentro, nos enseña nuestro valor y el de cada persona, especialmente del perdido. Qué alegría es ser encontrado.

Que nuestra búsqueda se oriente en las personas perdidas y nos preguntemos ¿Dónde está Juan? ¿Dónde quedó María? Iniciemos cada día buscando al hermano perdido.

Señor gracias por buscarme y encontrarme. Enséñame el valor de las personas y guíame a buscar al hermano perdido. Amén.

Buscando a la oveja perdida

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Por favor, responde la siguiente pregunta, es para prevenir el Spam.
Fill in the blank.