Correr con fe

Texto: Hebreos 12: 1-2

Este año, en la ciudad de Río de Janeiro - Brasil, se realizan los Juegos Olímpicos. Cada cuatro años los atletas de todo el mundo se preparan para participar de las distintas competencias. Entrenan, se privan de excesos y disciplinan su cuerpo, porque la meta es llegar primero y obtener la medalla de oro.

Cuando nacimos, comenzó la carrera de la vida. Esta carrera requiere que nos despojemos de todo peso, hábitos y costumbres que dañan la vida. En la carrera también afrontamos la adversidad, la cual tenemos que enfrentar con paciencia, porque nos fortalece y entrena para desafíos mayores. ¿Cómo estás corriendo? ¿Te entrenas? ¿Te privas de excesos? ¿Disciplinas tu cuerpo? ¿Sabes por qué corres? ¿Sabes cuál es la meta?

En la carrera de la vida pongamos nuestros ojos en Jesús, quien llegó a la meta y logró la victoria. En la vida cuando estamos cansados, o nos caímos, cuando estamos lastimados y doloridos, es Jesús quien nos alienta a levantarnos, a seguir y llegar a la meta. Porque allí Jesús te espera para entregarte la victoria.

Señor, enséñame cada día a colocar mis ojos en Ti, necesito de tu aliento cada día. Amén.

Correr con fe

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Por favor, responde la siguiente pregunta, es para prevenir el Spam.
Fill in the blank.